Vamos a robarle tiempo al tiempo...